miércoles, 3 de diciembre de 2014

Buenos Vecinos


Qué pasaría si un día tus vecinos comenzarán a hacer fiestas un día sí y otro también. ¿Te unirías a ellos, con barra libre de alcohol, maría, fuegos artificiales y chic@s? o ¿Lucharías por tener un barrio tranquilo y silencioso? Universitarios, fraternidades, alcohol, fiestas y unos vecinos que nunca se dan por vencidos. Esta mezcla aparentemente explosiva es lo que podemos encontrarnos en Malditos Vecinos del director Nicholas Stoller (Paso de ti o Todo sobre mi desmadre), un habitual de enredos, fiestas y desmadres.
Mac (Seth Rogen) y su esposa Kelly (Rose Byrne) creen haber logrado la felicidad en su nueva casa tras ser padres pero todo su mundo se verá patas arriba cuando la fraternidad Delta Psi Beta, dirigida por Teddy (Zac Efron), se mude a la casa de al lado. A partir de este momento comienza la guerra. Quién aguantará más, ¿Los padres primerizos que creen que su momento de juergas ya ha pasado? o, ¿los universitarios con el objetivo de hacer la fiesta más memorable de todos los tiempos?

Nicholas Stoller pretende hacer un Project X, logrando mejorar sus anteriores películas pero pese a eso Malditos Vecinos me deja frío. Y ya no es solo el guion, de Andrew J. Cohen y Brendan O’Brien, que en momentos recurre al chiste fácil (como puede ser una escena en la que se dicen rimas fáciles durante un par de minutos) o al relleno (con escenas sobrantes como el principio de la película o cuando Mac (Seth Rogen) está en la oficina). Pese a estos fallos de novato, porque es su primer guion, logran entretener, que es el objetivo de cualquier comedia.
La interpretación de Zac Efron me ha parecido buena y en muchos momentos es quien logra levantar el argumento de la película aunque básicamente su función en la película sea enseñar carne para atraer al público femenino y como dije anteriormente se recurra al relleno. (¡OJO! ¡SPOILER!) Es el caso de la escena final, en la que se reencuentra con Mac meses después y ponen como excusa para tenerle semidesnudo que trabaja como captador de clientes para una tienda de ropa. (FIN DEL SPOILER. ESTÁIS A SALVO).



Y aunque de 96 minutos de duración total que tiene se podría haber quedado perfectamente en 60’, a los que la banda sonora acompaña muy bien con temas como All Night de Icona Pop o Die Young de Ke$ha que logran amenizar y armonizar la película.

Con sus carencias y defectos Malditos Vecinos logra entretener. Además del interesante planteamiento del “ir haciéndose viejo”. Perfecta para una tarde aburrida, para verla con amigos o con tu novi@.
Edgar

Síguenos en 

Google+  Twitter  Youtube  Facebook 


Digg Technorati Delicious StumbleUpon Reddit BlinkList Furl Mixx Facebook Google Bookmark Yahoo
ma.gnolia squidoo newsvine live netscape tailrank mister-wong blogmarks slashdot spurl

No hay comentarios.:

Publicar un comentario