domingo, 18 de enero de 2015

The Amazing Spider-Man 2


Y vosotros os preguntaréis, ¿por qué una nueva saga de Spider-Man con tan poco tiempo de diferencia con respecto a la anterior? ¿No acabaremos empachados de nuestro viejo amigo y vecino el trepamuros?

Pues es posible. Yo me considero un auténtico fanático del personaje y puede que también lo esté. Pero… ¿qué pasa con Spider-man? ¿Por qué no conseguimos ver ninguna película realmente buena sobre un personaje con tantísimas posibilidades a nivel cinematográfico?

Bien, vayamos por partes. Primeramente aclarar por si había alguna duda que la razón por la cual se ha comenzado tan rápidamente una nueva saga del personaje es por… el dinero. Sí, amigos, pero hay algunas razones más.

Veréis, hace unos años los derechos del personaje estaban divididos en una auténtica telaraña (nunca mejor dicho) legal por culpa de sus varios poseedores: algunos tenían lo derechos sobre animación, otros sobre televisión, etcétera y claro está todos ellos sabían de las enormes posibilidades económicas que podía atraer el personaje en una hipotética aventura en cines. De modo que surgieron una serie de litigios que duraron una eternidad hasta que finalmente un juez decidió conceder los derechos a Columbia (o lo que es lo mismo, a su propietaria Sony). Ésta puso en marcha su primera trilogía, que fue un éxito, y a sabiendas que los derechos volverían con el tiempo a Marvel (que se tiene que estar arrepintiendo desde entonces de haberlos cedido) puso a toda prisa una segunda saga, que casi, casi ha empalmado con la anterior.


La primera parte de esta segunda saga, ”The Amazing Spider-Man” fue también un éxito de público, aunque no tan bien recibida por la crítica y los fans más acérrimos del personaje, de modo que esta segunda era la que confirmaba si se habían corregido errores o si ya podíamos despedirnos. Pues bien, sin ser nada del otro mundo esta “The Amazing Spider-Man 2” está algo más lograda que la primera, que dejaba bastante frío al espectador.

Una vez narrado el origen del trepamuros, nos encontramos con una aventura en la que están mezclados uno de sus villanos clásicos, Electro con otro que vuelve a las andadas, El Duende Verde, todo ello aderezado con las desventuras de Peter Parker y su novia Gwen Stacy (si, la primera, Mary Jane, vino después) en un final con un claro guiño a uno de los cómics más míticos del personaje.

Como siempre en estos casos, el error parte de la premisa de juntar a varios villanos en un mismo film, algo que se ha demostrado largamente que no funciona (desde “Batman Forever” pasando por “Spider-Man 3” hasta, por ejemplo “Daredevil”) debido al poco desarrollo que se efectúa en los personajes en tan breve espacio de tiempo.


De todos modos el film tiene buenos momentos y es de esperar que en una próxima ocasión los productores nos cierren la boca con un film de Spider-Man que nos haga felices por fin a todos.

Chema Ponce



Síguenos en 

Google+  Twitter  Youtube  Facebook 


Digg Technorati Delicious StumbleUpon Reddit BlinkList Furl Mixx Facebook Google Bookmark Yahoo
ma.gnolia squidoo newsvine live netscape tailrank mister-wong blogmarks slashdot spurl

No hay comentarios.:

Publicar un comentario