lunes, 6 de julio de 2015

St. Vincent


Vincent McKenna (Bill Murray) es un viejo insociable y antipático, que pasa sus días emborrachándose en el bar, perdiendo su dinero en el hipódromo, o en compañía de la prostituta rusa embarazada Daka (Naomi Watts) en su sucia y descuidada casa (ya supondréis haciendo qué… y sino preguntadle a vuestros padres). Un día, es despertado por el ruido de sus nuevos vecinos, Maggie (Melissa McCarthy) una enfermera divorciada, y su hijo Oliver. Debido a sus largas horas de trabajo, Maggie se verá obligada a dejar a su hijo al cuidado de Vincent, quien será testigo de los problemas del pequeño y el proveedor de las menos que apropiadas soluciones y experiencias.

Esta fórmula, más vieja que caminar hacia adelante, en la que el personaje solitario y desencantado intenta preparar al joven e inocente para la crueldad de la vida real, pero acaba aprendiendo que la vida no es tan cruel cuando se goza de compañía, hemos podido verla en incontables ocasiones.  Comedias como “Un niño grande”, o “Mejor… Imposible”, así como las dramáticas películas de Clint Eastwood de los últimos tiempos como “Gran Torino”, son solo algunas en las que hemos podido ver como el tipo duro acababa por descubrirse como un verdadero trozo de pan. En “St Vincent”, sin embargo, se alcanza el equilibrio perfecto entre drama (realismo) y comedia (fantasía), con un final abierto al optimismo.


Esto se debe en parte, a la magnífica forma en la que el actor nos retrata a una persona en su momento más bajo. Tiempo atrás, cualquiera que rememorara la filmografía de Bill Murray, sería instantáneamente transportado a  películas como “El pelotón chiflado”,  la saga de “Los Cazafantasmas”, o la mítica “Atrapado en el tiempo”, comedias familiares que le ayudaron a reafirmar la carrera como comediante que inició años atrás en “Saturday Night Live!”. No obstante, es en “Academia Rushmore”, uno de los primeros trabajos del director Wes Anderson,  en el que el actor encuentra su nueva faceta como el personaje apaleado, desdichado y melancólico, patético pero entrañable a partes iguales, que ha encarnado desde entonces en títulos posteriores como “Lost in translation” o “Life Aquatic”. Y es que, no se trata de un personaje de laboratorio, emocionalmente inmaduro, como su homólogo Will Freeman (Hugh Grant) en “Un niño grande”, o víctima de un trastorno de la personalidad como Melvin Udall (Jack Nicholson) en  “Mejor… Imposible”, ni es un mártir, como los personajes de Clint Eastwood, cuyas películas buscan primordialmente hacernos llorar como magdalenas. Se trata de un personaje creíble, humano, con todos sus defectos (muchos defectos) retratados y explicados a lo largo de la película de forma que a aquellos que sepan lo que es ser un perdedor puedan verse retratados sin necesidad de echar mano a mucha imaginación.

(Nota: si nunca te has sentido como un perdedor en tu vida probablemente deberías ser más sincero contigo mismo y mientras coger alguna peli de acción que no tenga demasiada trama, Iron-Man 3 es lo suficientemente mala, u otra en la que todos los protas estén buenísimos).



Por supuesto, el resto del reparto no se queda atrás. Melissa McCarthy, actriz primordialmente de comedias, a quien recordareis de “Cuerpos especiales” o de la serie "Las chicas Gilmore", encarna a una madre soltera que debe luchar por criar a su hijo, mientras se enfrenta a un divorcio y a su trabajo. Un rol poco habitual en su carrera, pero en el que, sin embargo, se desenvuelve con toda naturalidad. Curiosamente, y del mismo modo, Naomi Watts, actriz poco asociada al género cómico, interpreta a un personaje que fundamentalmente lleva consigo el chascarrillo, y da paso, junto con Vincent, a las situaciones más hilarantes. Es precisamente esta medida alternancia entre el drama y la comedia, la que hace a la película realista a la par que llevadera y hace posible que pueda ser vista y apreciada por todo tipo de público. 


K. Demian

Síguenos en 

Google+  Twitter  Youtube  Facebook 

Digg Technorati Delicious StumbleUpon Reddit BlinkList Furl Mixx Facebook Google Bookmark Yahoo
ma.gnolia squidoo newsvine live netscape tailrank mister-wong blogmarks slashdot spurl

No hay comentarios.:

Publicar un comentario