martes, 10 de noviembre de 2015

Until Dawn


SuperMassive Games nos trae un juego donde cada decisión es vital y tendrá consecuencias tanto en el transcurso de la terrorífica historia como en el futuro de sus protagonistas. Estamos ante un nuevo concepto de aventura interactiva, orientada como un thriller de miedo en el que encarnaremos directamente a los protagonistas, un juego donde no cabe margen para el error y en el que nunca hay vuelta atrás a pesar del miedo, estamos ante Until Dawn.

Este título exclusivo, ideado originalmente para Playstation 3 que, tras varios retrasos, ha visto por fin la luz en la nueva plataforma de nueva generación de Sony, nos hace partícipes directos del conocido sentido del “efecto mariposa” donde cada decisión y cada acción trae consigo una reacción con consecuencias incorregibles y que influenciarán directamente en el devenir de la historia. Tal es así, que el juego trae consigo un sistema de “autoguardado semi-continuo”, donde tras cada decisión de peso se quedará registrado nuestro avance, de forma que ya no podamos corregir nuestras decisiones, haciendo del entorno del juego y la importancia de nuestras elecciones algo aún más vital, creando a su vez aún más tensión. Y es bajo la tensión continua y una forma exquisita de expresarla con el ambiente propio del juego, donde se desarrolla la historia de un grupo de 8 jóvenes que se reúnen para rememorar un acontecimiento del pasado en un puesto de montaña, alejado del mundo, donde empezarán a ser presas de un ser con el que no contaban y que les acosará durante toda la trama, amenazando sus vidas.


Podríamos decir que el sistema de juego es una evolución de lo que se conocía como aventura gráfica, dando lugar a una película o aventura interactiva, en el que tomaremos el control de cada uno de los 8 jóvenes que protagonizan el juego de forma intermitente y a los que podremos mover libremente por los entornos predefinidos en los momentos de exploración del juego, en los que podremos hablar con los demás personajes e interactuar con el escenario, pudiendo afianzar o distanciar las relaciones personales de cada personaje entre sí gracias a los rasgos de personalidad propia con los que se han dotado. Las decisiones de peso las tomaremos en una contrarreloj en el que nos aparecerán todas las opciones disponibles en pantalla y cuya elección no tendrá marcha atrás en la aventura, lo que añade aún más tensión q los momentos álgidos del título. Las escenas de acción se llevan a cabo con unas sencillas combinaciones de QTE, en las que errar no significa volver a comenzar de nuevo, sino desencadenar un nuevo hilo en el argumento a consecuencia del error, llevándonos por un nuevo camino que desconocíamos.

Todo esto se desenvuelve con un apartado técnico sobresaliente, destacando sobre todo el aspecto gráfico tanto de los personajes como de los entornos. La capturas de expresión facial y las texturas de la piel y diferentes materiales naturales alcanza cotas impensables cuándo se ideó el juego para PS3, y la recreación milimétrica de unos “hiper-detallados” entornos (ayudados en cierta forme por la delimitación cerrada y cinematográfica de los lugares que visitaremos), junto con el manejo meticuloso y magistral de la cámara, crean una atmósfera que consigue inspirar un agobiante suspense continuo.


En resumen, estamos ante un título que, si bien no contentaría del todo a los más puristas de la acción por su forma de juego y desarrollo, contentará de sobremanera a los amantes del cine clásico de terror adolescente y a quienes deseaban un gran referente en los juegos de aventura cinematográfica en la nueva generación. Un juego notable con un acabado técnico increíble que nos hará pensar en cada paso que demos, ya que podría ser nuestro último paso con vida dentro de “Until Dawn”.
Alberto G. M.


Síguenos en 

Google+  Twitter  Youtube  Facebook 

Digg Technorati Delicious StumbleUpon Reddit BlinkList Furl Mixx Facebook Google Bookmark Yahoo
ma.gnolia squidoo newsvine live netscape tailrank mister-wong blogmarks slashdot spurl

No hay comentarios.:

Publicar un comentario