martes, 24 de enero de 2017

Google Pixel


Cuando el pasado 4 de octubre Google anunció el dispositivo que ponía punto y final a la reconocida y laureada serie Nexus y que, por fin, iban a (por lo menos) intentar plantar cara a los mismísimos iPhone de Apple, un servidor se mostró esperanzado por un dispositivo Android que peleara por el trono del teléfono premium por excelencia y, porque no decirlo, que nos dieran una alternativa real en lo referente al hardware y software al monopolio que Apple tiene en el mercado.

No nos engañemos, sobre el papel Google tenía todas las papeletas para convertirse, en el mercado de los smartphones, en un competidor serio con la compañía de Cupertino ya que estos últimos son fabricantes de hardware y software, esa perfecta integración de los dos factores es lo que hace a los iPhones tan estables y tan fluidos en comparación con otras marcas.

Android es de Google por lo que el software le tienen y nadie mejor que ellos para crear un dispositivo que aproveche al cien por cien su sistema operativo porque ya le conocen, saben como funciona y la tarea, en cierto modo, era sencilla: construir un hardware que haga relucir lo mejor de Android y, simultáneamente, que disimule, en la medida de lo posible, las carencias de su sistema.

Pero, una vez en nuestras manos el Google Pixel y, antes de hablar de cualquier otro tipo de especificaciones, la pregunta es casi obligada: ¿han sido capaces de crear el dispositivo capaz de desbancar al iPhone de Apple de su trono? Se puede decir que, al menos, lo han intentado.

Estamos acostumbrados a ver como competidor del iPhone a la serie S de Samsung pero con el Google Pixel debemos ir más allá. En el caso de Samsung son ellos los que crean el hardware pero en lo referente al sistema operativo podemos decir que, al menos su base, ya está inventada. Esta era la oportunidad perfecta para que Google diera un golpe sobre la mesa y sacara, sin ningún tipo de tapujos, todo su arsenal para ofrecernos una experiencia, en lo que se refiere a hardware y software, nunca antes vista. Por internet circula una frase que define a la perfección a este dispositivo: “Google Pixel, demasiado tonto y demasiado feo como para reemplazar tu iPhone” y lo peor de todo es que no le falta razón.


Estéticamente parte del mismo diseño que los iPhone: bordes redondeados y la franja de las antenas muy marcadas pero, supongo que para diferenciarse de la compañía de la manzana (y para funciones de conexiones inalámbricas), han decido colocar un cristal, parecido al color negro brillante de los iPhone 7, justo en la zona donde se sitúa el sensor de la huella dactilar lo que hace, a mi gusto, que el dispositivo resulte más feo y tosco de lo que debería resultar a simple vista ya que, si alguien no conoce de la existencia del Google Pixel puede dar la impresión de que estamos ante un teléfono (estéticamente hablando) de gama media/baja en lugar de un teléfono premium. Un diseño como el Nexus 6P no le hubiera venido mal a este dispositivo.

La versión del Google Pixel que he podido probar es la versión estándar pero el dispositivo también cuenta con una versión XL que trae varios colores de los cuales, estéticamente hablando, solo se salva el Pixel XL en color blanco ya que el resto de colores son el negro y el azul (el color más feo, sin duda). Ambas versiones comparten el mismo hardware y solo se diferencian entre sí en el tamaño de la pantalla y la resolución de ésta, siendo en el modelo base la resolución máxima de 1920x1080 y en el modelo XL de 2560x1440 el resto del hardware es igual en ambos modelos, y es que en lo que a hardware se refiere estamos ante uno de los mejores equipos del mercado actualmente (si no el mejor). Lástima que el sistema operativo apenas evolucione y, lo que es peor, que el asistente de Google nos siga dejando en vergüenza cuando queremos enseñar a nuestros amigos y conocidos lo “inteligente” de nuestro smartphone.


Internamente estamos ante una auténtica bestia de la tecnología. El Google Pixel cuenta con el procesador Snapdragon 821 de 4 núcleos y dos de ellos con una frecuencia de 2.15GHz y, además, cuenta con 4GB de memoria RAM por lo que nunca se nos va a quedar corto ya que, a mi modo de ver, es el dispositivo Android más fluido del mercado (bastante más que los smartphones de la serie S de Samsung) el problema viene a la hora de tirar de software que, a día de hoy, para un teléfono de estas características, se queda, a mi modo de ver, algo justo.

Si no conocéis a Google Assistant os diré que, a día de hoy, es el principal competidor con Siri en lo que se refiere a asistente virtual estando en lo más alto en el ámbito de la inteligencia artificial en los smartphones. El principal problema que tiene Google Assistant es que Google aún no ha dado con la tecla y nos encontramos con un asistente que está muy verde, mientras Siri, por poner un ejemplo, nos puede sugerir sitios cercanos simplemente respondiendo a nuestras indicaciones, Google Assistant pocas veces atina a lo que realmente nos estamos refiriendo y son muchas las ocasiones en las cuales nos remite a páginas web que, en algunas ocasiones, poco, o nada tienen que ver con nuestra consulta en sí. Sin duda este es el lunar más grande y más feo que tiene el Google Pixel lo que hace, a mi modo de ver, que parezca que ha salido al mercado antes incluso de que su propia tecnología estuviera preparada. Pero, eso sí, Google Assistant puede hacer cosas como configurar el despertador, reproducir música, obtener información de tus equipos deportivos favoritos, del clima o traducir palabras y, en cuanto toda esta tecnología esté bien implementada, Google Assistant puede colocarse en el podio en lo referente a la inteligencia artificial pudiendo dejar atrás a la mismísima Siri y por supuesto a la ya casi olvidada Cortana de Microsoft.

Pero, como ya he dicho, el punto clave de este dispositivo es la fluidez y la optimización de aplicaciones y eso se nota a la hora de abrir varias aplicaciones potentes a la vez como, por ejemplo en el caso de los juegos. He abierto 4 juegos simultáneamente y he ido intercambiando entre uno y otro sin ningún tipo de problema de lag ni bloqueos de hardware algo, a día de hoy, impensable en ningún otro dispositivo Android.


Y llegamos al plato fuerte del teléfono, si bien todo lo anterior resulta abrumadoramente perfecto (salvo el detalle de Google Assistant) es, sin duda, la cámara en lo que Google ha puesto más cariño y realmente se nota. Contamos con una cámara trasera que posee el Sony Exmor RS 378 (un sensor creado por Sony exclusivamente para el Pixel), una resolución de fotografías de 12,3 Mpx y una cámara de video que es capaz de grabar en 4K a 30fps y a 1080p tanto a 30 como a 60fps con una apertura f/2.0, por otro lado la cámara frontal tampoco se queda atrás en prestaciones pudiendo grabar vídeo a 1080p y tomar unas fotografías de 8Mpx.

La cámara del teléfono cuenta con un procesado HDR que ofrece resultados muy buenos, por no decir perfectos, incluso en situaciones de baja luminosidad y eso es posible debido a la fluidez con la que cuenta el dispositivo ya que cada foto se procesa una vez tomada pero, gracias a la velocidad tanto del procesador como a los 4GB de RAM que posee, los tiempos de procesado no sobrepasan en casi ninguna situación el segundo desde que la fotografía fue tomada hasta que ya la tienes lista en tu dispositivo para enviarla a quien desees.

En resumen, estamos ante un dispositivo de alta gama nunca antes visto en el mercado de los Android y estamos también ante un claro competidor en el mercado premium en el que Apple, a día de hoy, tiene su trono. Si en algún momento saliera al mercado el Pixel 2 y dieran con la tecla que haga mejorar a Google Assistant puede que estemos ante el mejor smartphone de la historia. Solo necesitan pulir los defectos con los que peca el Google Pixel, en mi opinión, debido a que es la primera vez que se introducen tan de lleno en el mercado móvil, ya que el resto, y lo han demostrado, lo saben hacer muy pero que muy bien.

Dani Junny

Síguenos en

Google+  Instagram  Twitter  Youtube  Facebook 


Digg Technorati Delicious StumbleUpon Reddit BlinkList Furl Mixx Facebook Google Bookmark Yahoo
ma.gnolia squidoo newsvine live netscape tailrank mister-wong blogmarks slashdot spurl

No hay comentarios.:

Publicar un comentario