lunes, 23 de enero de 2017

iPhone 7


Mucho se habló en su día de rumores y supuestas filtraciones acerca del nuevo iPhone que la compañía de la manzana tenía para nosotros. Hoy, después de varios meses de uso, por fin se puede dar una valoración final acerca del nuevo teléfono de Apple: El iPhone 7.

En primer lugar en lo primero que nos fijamos cada vez que tenemos en las manos un nuevo iPhone es en su punto fuerte: la cámara.

El iPhone 7 ha mejorado considerablemente sus cámaras, tanto la trasera como la frontal cuentan con un estabilizador de imagen óptica para evitar que cualquier movimiento que hagamos a la hora de efectuar una fotografía o hacer un vídeo, deforme o pierda calidad dicha imagen captada. También he notado que la cámara ha mejorado considerablemente su nitidez, sobretodo en situaciones de escasa visibilidad, si bien es cierto que la cámara frontal pierde un poco de calidad en condiciones nocturnas, la trasera responde muy bien a poca luminosidad gracias, entre otras cosas, a que el flash no produce brillos en el rostro o en los objetos a los que decidamos inmortalizar. He analizado el iPhone 7 por lo que sólo he podido probar una cámara trasera ya que es el modelo plus del iPhone 7 el que posee las dos cámaras traseras.


Otro de los aspectos más laureados por la comunidad es el tema de la resistencia al agua. Es cierto, el nuevo iPhone es más resistente al agua que los anteriores dispositivos Apple pero eso tiene letra pequeña, ya que no podremos, por ejemplo, bañarnos en una piscina con él, si queremos que el dispositivo nos dure más de una semana, pero sí que es capaz de aguantar caídas esporádicas de líquidos o incluso que se nos caiga por error en la bañera. El dispositivo es capaz, pero no está preparado, para hacer fotos bajo el agua ya que, cuando el iPhone nota que se encuentra bajo el agua, su pantalla táctil se desactiva y, si queremos hacer una foto, deberemos usar el sistema manual de pulsar el botón de volumen para soltar una instantánea.

El procesador es más veloz, pero solo ligeramente respecto a su inmediatamente anterior dispositivo, el iPhone 6s, pero de momento tras dos meses de prueba no es algo que se note especialmente ya que se nota muy fluido en cualquier aplicación ya sea una que requiera poco esfuerzo, como  puede ser la App Notas, aplicaciones que requieran un esfuerzo medio como puede ser Garage Band o aplicaciones que realmente expriman el potencial del iPhone 7 como puede ser edición de vídeo o algún videojuego puntero. Sinceramente, el iPhone en cualquier caso responde muy pero que muy bien.

Lo malo de este nuevo iPhone es la falta de la entrada para auriculares, si bien es cierto que Apple nos ofrece suplir esa entrada mediante un adaptador, ya es el hecho de invertir más en otro dispositivo para poder disfrutar de algo que ya tenía el iPhone anterior. La excusa de Apple es que se aumenta la capacidad de la batería con esa decisión pero a mí, a día de hoy, no me parece tampoco una diferencia tan grande en duración de batería respecto a la anterior entrega por lo que es una decisión polémica y para la gente que como yo escuchamos música para casi todo, éste puede ser un factor determinante a la hora de decidir pasar del iPhone 6s al iPhone 7.


Por lo demás estamos ante un buen dispositivo que no ofrece una revolución respecto al 6s y, sinceramente, si ya tenéis el dispositivo anterior de iPhone no merece la pena adquirir este nuevo equipo ya que las diferencias respecto al anterior son apenas anecdóticas. Si por el contrario es vuestro salto de Android a iOS podéis disfrutar de un teléfono muy completo e incomparable respecto a lo que hayáis probado anteriormente.

Dani Junny

Síguenos en

Google+  Twitter  Youtube  Facebook 

Digg Technorati Delicious StumbleUpon Reddit BlinkList Furl Mixx Facebook Google Bookmark Yahoo
ma.gnolia squidoo newsvine live netscape tailrank mister-wong blogmarks slashdot spurl

No hay comentarios.:

Publicar un comentario