jueves, 12 de enero de 2017

Rise Of The Tomb Raider: 20 Year Celebration


El pasado 11 de octubre Rise of the Tomb Raider conmemoraba los 20 años de nacimiento de una de las sagas que más ha marcado a la mayoría de los jugadores. Tenía muchas ganas de jugar a esta secuela del remake que salió en 2012 pero, desgraciadamente, al tener esa exclusividad temporal con Microsoft de un año respecto a su salida en PlayStation 4 no tuve la oportunidad de jugarlo en su día.

Vamos a hablar un poco del juego, de las novedades que trae respecto al que salió en 2012. Si desde que salió el primer Tomb Raider sois fans, como es mi caso, os diré que guarda similitudes pero no es lo mismo. Ahora es un juego muchísimo más cinemático con menos puzzles y más acción de lo que era.

Nos encontramos a una Lara más empática con el entorno e incluso con el jugador, ya que se muestra más real, muestra más emociones y, bueno, no es ni mejor ni peor que aquellos juegos clásicos de Tomb Raider de hace ya 20 años, simplemente es un juego distinto que comparte historia y algún que otro personaje.

Pero hablemos de Rise Of The Tomb Raider. ¿De qué va este juego?, parte de la historia está ambientada en Siberia donde Lara emprende la búsqueda de una ciudad misteriosa llamada Kitezh construida por el príncipe Vladimir en el siglo XIII, ¿por qué busca esta ciudad? Porque a pesar de todo Lara Croft sigue siendo una arqueóloga buscando ruinas, templos y demás cosas relacionadas con la historia antigua.


En un primer momento tendremos que crear un refugio, para ello tendremos que hacer un poco de crafteo por el mapa buscando madera, ramas de árboles… tanto para construir el refugio como para crear el campamento que nos sirve como punto de control en el juego,  será un lugar necesario para  efectuar las mejoras en las capacidades de Lara usando los puntos de experiencia que vayamos ganando al vencer a los enemigos. Por otro lado, una de las mecánicas fundamentales es la de la caza, ya que es también un factor importante si queremos mejorar el equipo y la ropa que llevemos a lo largo de la aventura, es prácticamente lo mismo que en el juego anterior: coges el arco, apuntas, disparas y ya tienes un precioso ciervo con su majestuoso pelaje para hacer con él lo que el juego te deje.

Las novedades que tiene este juego que marcan la diferencia respecto al pasado son: más puzles, más sigilo, salto más significativo y notable… pero, en mi opinión lo más significativo son los gráficos. Gráficamente el juego es una maravilla, lo jugué en una PS4 Normal y es un auténtico portento visual. La definición, las texturas, todas las partes que conforman a Lara, los escenarios… son espectaculares. Sinceramente es la faceta que he encontrado más cuidada haciendo que este juego sea una auténtica joya.


Dejando este aspecto a un lado,  quiero hablaros de la exclusividad temporal que ha tenido este juego ahora que, por fin, se ha publicado en todas las plataformas. Hemos de preguntarnos ¿les ha salido bien?, ¿les ha salido mal? En mi opinión, más mal que bien ya que muchos fans seguramente se han comprado la Xbox One por este juego, eso es una realidad. Otros decidimos esperar porque el hecho de que ya se supiera que saldría para PC y Playstation ha lastrado muchísimas ventas a futuros clientes de Xbox que seguramente han ido con pies de plomo a la hora de hacerse con este juego. Por eso digo que les ha salido mal la jugada. Ellos, cuando hablo de ellos me refiero a Microsoft, han querido que Tomb Raider fuera su Uncharted y su “vende consolas” pero, en mi opinión, no lo ha conseguido por la mala comunicación a la hora de anunciar, antes de que el juego se pusiera a la venta, que la exclusividad sería de un año.

Dani Junny

Síguenos en 

Google+  Twitter  Youtube  Facebook 

Digg Technorati Delicious StumbleUpon Reddit BlinkList Furl Mixx Facebook Google Bookmark Yahoo
ma.gnolia squidoo newsvine live netscape tailrank mister-wong blogmarks slashdot spurl

No hay comentarios.:

Publicar un comentario