miércoles, 18 de enero de 2017

The Last Guardian


El 2016 ha sido un año en el que por fin ha llegado el lanzamiento de más de un videojuego con un desarrollo longevo, con mucha polémica y expectación como Final Fantasy XV, del que ya hablamos aquí en el blog de CeX. Sin embargo también nos esperaba a final del pasado año la última gran obra del aclamado Fumito Ueda, director y diseñador de tan grandes obras maestras como ICO y Shadow of the Colossus, y que fue anunciada nada menos que en el E3 de 2007 con el nombre de The Last Guardian.

En todos estos años salvo algún que otro video y alguna otra declaración, hemos encontrado ante todo mucho silencio. Fumito Ueda pasó de ser director afincado en Team ICO a ser freelance dentro del mismo proyecto, Santa Monica Studio pasó a formar parte del propio estudio para solucionar problemas del propio desarrollo y aligerar un poco la carga de trabajo...  todo para que fuese la obra que todos esperaban.

El juego comienza con un chico que aparece sin saber muy bien el motivo encerrado dentro de una gran sala que mantiene cautiva a una gran criatura que según cuenta una voz en off se le conoce como Trico o "el devorahombres". Sin embargo el chico decide quitar las ataduras de la gran bestia y a partir de aquí, contradiciendo la leyenda, comienza una aventura en la que necesitarán el uno del otro para escapar de todos los peligros que les esperan.


Al principio la relación entre los dos protagonistas será bastante tosca, incluso hacer que Trico te ayude puede llegar a ser difícil o confuso, pero poco a poco los personajes irán cogiendo confianza y se irá afianzando su amistad: podrás dar instrucciones más precisas como que salte, empuje, o se acerque a tu posición. Sin embargo en según que condiciones puede llegar a ser costoso que la bestia siga tus instrucciones de manera concisa, ya que tiene algunos fallos que requiere ser demasiado insistente o señalar una posición excesivamente precisa. En este punto creo que esta toda la dificultad del desarrollo y el aplazamiento de su salida al mercado, ya que los escenarios en muchos casos son muy estrechos y hacer que los movimientos y comportamientos de Trico sean convincentes por completo es algo que ha debido serles de una complejidad inusitada, no obstante y para nuestra suerte han conseguido crear un ser que parece tener vida propia.

El mundo representado vuelve a ser tan monumentalmente bello como en los dos anteriores juegos, la fortaleza donde transcurre el título está creada con auténtica exquisitez y detalle, y puedes quedarte embobado mirando desde muchos puntos altos o terrazas repartidas a lo largo de la aventura.

Como punto negativo comentar que la cámara está muy cerca del chico, y si añadimos el gran tamaño de Trico y que muchas zonas son pequeñas, los ángulos muchas veces son escasos y confusos, y puede llegar a ser frustrante estar hasta 5 segundos sin ver nada ni saber qué está ocurriendo.


Olvidando este punto negativo, todo lo que ofrece The Last Guardian es simplemente mágico, precioso, emocionante y con una banda sonora impresionante. Team ICO vuelve a sacar otro título inolvidable y al nivel de sus otras dos grandes obras, que no es decir poco. Un juego emocionante e irrepetible que dejará huella dentro de tu ser. ¿De cuántos juegos se puede decir lo mismo?
Ivelias Zero


Síguenos en 

Google+  Twitter  Youtube  Facebook 

Digg Technorati Delicious StumbleUpon Reddit BlinkList Furl Mixx Facebook Google Bookmark Yahoo
ma.gnolia squidoo newsvine live netscape tailrank mister-wong blogmarks slashdot spurl

No hay comentarios.:

Publicar un comentario