lunes, 27 de febrero de 2017

Dishonored 2


Arkane Studios nos trajo a finales de 2016 la segunda entrega de su exitosa IP Dishonored.  A lo largo de la primera parte Corvo Attano consiguió limpiar su nombre y reconstruir su vida junto con Emily Kaldwin, su hija, la que a la postre consiguió erigirse como emperatriz.

Así pues, disfrutando de su apacible vida en la corte de Dunwall, reciben la visita de Delilah, la tía secreta de Emily. La visita resulta ser una trampa y ambos coprotagonistas vuelven a caer en la deshonra y el exilio. Su destino: La ciudad de Karnaka.

Técnicamente el juego luce bien, con unos diseños con gran carisma y donde los juegos de luces tienen un gran papel. Pero no son perfectos. Las animaciones de los guardas son simples, sus expresiones faciales son faciales son pobres al igual que los detalles de los personajes secundarios. Además encontrarás algunos bugs, que resultarán más graciosos que molestos: por ejemplo algún guarda andando y golpeándose contra una pared continuamente, mientras habla solo.

Pero volviendo a los detalles buenos, los escenarios tienen un diseño espectacular y que repercuten de manera muy positiva en el desarrollo de la jugabilidad. Brilla especialmente el escenario de la Mansión mecánica, cuya estructura y mapeado puede volver loco al más cuerdo de los jugadores. Palancas dispuestas por la casa activan mecanismos que transforman el escenario y acaban siendo herramientas indispensables para avanzar por su mapeado.

Aunque la Mansión Mecánica es posiblemente el culmen del diseño de niveles en este juego, el resto no desmerecen en absoluto. Por ejemplo, las misiones en Karnaka son muy complejas, disponiendo siempre de alternativas y rutas variadas.



La jugabilidad está inevitablemente ligada al sigilo. Aunque puedes optar con unos enfrentamientos más directos, te verás sin darte cuenta acuclillado una y otra vez en rincones oscuros, evitando a los guardias y avanzando lentamente para no ser descubierto. Por supuesto tendrás herramientas para poder abrirte paso entre los enemigos: El arma principal será el cuchillo, pero tendrás todo un arsenal a tu disposición según avances en la trama. Ballesta, diversos virotes, pistola, granadas, trampas y como colofón, los poderes que otorga la marca del Forastero. Estas habilidades aplicadas al sigilo dan mucha riqueza y posibilidades al gameplay: te permite teletransportarte, hipnotizar a varios enemigos, poseer otras criaturas o transformarte en un espectro oscuro.

Por si esto fuera poco, todos los poderes y herramientas se podrán combinar y mejorar, ofreciendo al jugador diversos árboles de habilidades para potenciarlos. La manera de conseguir estas mejoras será compleja, pues habrá que encontrar runas destinadas a ello y algunas de ellas son realmente difíciles de conseguir. Pero una vez las tienes te permiten comprar estas mejoras vitales para la aventura.

El juego dura más de la media y es muy rejugable, gracias a sus amplios mapeados con múltiples posibilidades, sus misiones secundarias y sus dos protagonistas que alteran sensiblemente la manera de jugar. En contrapartida, un aspecto que cuesta asimilar en ciertos momentos son los tiempos de carga, que me parecen un poco largos para la actual generación. Sin embargo, si estilo de juego os gusta, será un precio menor a pagar a cambio del gustazo que os dará recorrer las calles de Karnaka.

Para redondear el aspecto técnico el audio es muy bueno, sobresaliendo el trabajo en el doblaje totalmente traducido al español. El resultado te permite jugar sin tener que leer subtítulos, lo que se agradece sobremanera. Sin embargo no llega a ser perfecto, pues algunas líneas de diálogos suenan al mismo tiempo a veces y en ciertos momentos se abusa de efectos de sonido, haciendo muy difícil su comprensión.  


A pesar de los bugs y de algunos problemas técnicos, no hemos de olvidar lo más importante en un juego: es muy divertido. Si te gustan los juegos con argumento adulto y complejo y te gusta el sigilo, el misterio y la magia, este juego te va a encantar. Si por el contrario quieres juegos directos, punteros en el nivel gráfico o solo disfrutar del multijugador olvídate de Dishonored 2. Pero mi consejo es: pruébalo, juégalo tranquilamente y piérdete en los rincones de Karnaka.  El Forastero te está buscando.

     Francisco Cubel Sanz

Síguenos en

Google+  Twitter  Youtube  Facebook 

Digg Technorati Delicious StumbleUpon Reddit BlinkList Furl Mixx Facebook Google Bookmark Yahoo
ma.gnolia squidoo newsvine live netscape tailrank mister-wong blogmarks slashdot spurl

No hay comentarios.:

Publicar un comentario