jueves, 23 de marzo de 2017

Doctor Strange

Las películas de Marvel siguen alegrando a los amantes de los cómics de superhéroes. En mi caso, esta es una afición que se remonta a mis tiempos infantiles en los que flipaba leyendo los cómics que me llegaban a las manos de Batman, X-Men etc. Aún hoy en día conservo alguna joyita en mi estantería. Para la ocasión rescatan a un personaje desconocido para mí, pero que tras ver la película me ha ganado y empiezo a entender su rumoreado peso en el futuro próximo del universo cinematográfico de Marvel.
Sorpresón fue saber que su protagonista iba a ser nada más y nada menos que Benedict Cumberbatch, célebre actor principal de la increíble serie Sherlock durante la última década. Si no la habéis podido disfrutar grabarla a fuego. Tras enterarme de este detalle tan importante, la película ganó enteros para mí de antemano, indudablemente. El resto del reparto incluye a incipientes estrellas como Mads Mikkelsen, actor europeo con larga experiencia y que está irrumpiendo fuerte en Hollywood apareciendo tanto en esta, como en la celebrada Star Wars Rogue One, además de Tilda Swinton (Crónicas de Narnia), Rachel McAdams (Midnight in Paris), Benedict Wong (Prometheus, Sunshine), Chiwetel Ejiofor (12 Años de esclavitud, The Martian), dirigidos por Scott Derricson (Sinister, Líbranos del Mal, Hellraiser V).
La sinopsis es sencilla: Stephen Strange, un célebre neurocirujano de éxito, sufre un accidente de graves consecuencias para sus manos. Su profesión es su vida, así que se ve sumido en una profunda crisis que le hace buscar soluciones para sus problemas de movilidad. En su búsqueda de alternativas para sus afecciones de salud, oye hablar de un misterioso lugar llamado Kamartag, de modo que viaja hasta la India en pos de alguna solución milagrosa. Allí descubrirá que la ciencia no es suficiente para curar su estado, y se adentrará, a pesar de sus reticencias a creer, en una doctrina donde magia y misticismo se unen. Durante su adoctrinamiento, irrumpirá un antiguo mal que amenazará el futuro de la tierra y al que tendrá que hacer frente gracias a sus nuevas habilidades y a su excepcional intelecto.
Básicamente se trata de una película de superhéroes, palomitera y fantasiosa, en la que seguramente encontrarás, si eres puntilloso, garrafales invenciones médicas, algún detalle al que no le encuentres sentido en el guión y, en definitiva, cosas que no tendrán lógica en el mundo real. Por suerte, estamos hablando de una película de ficción de la que puedes disfrutar mucho si piensas en distraerte casi dos horas con un producto divertido y lleno de imaginación.
Como ocurre en este tipo de superproducciones, podéis esperar efectos visuales del más alto nivel; pero además, debido a las características y mitología de la propia historia, la personalidad de éstos son muy fuertes. Algunas secuencias os recordarán a efectos vistos en Origen y otros simplemente serán puramente lisérgicos y creativos. Durante varios pasajes del film podréis disfrutar de auténticas maravillas audiovisuales.
El guión no esconde grandes sorpresas, además tiene puntos en común con las primeras películas de los personajes de este universo: el protagonista se redescubre a sí mismo y a sus nuevas habilidades y tiene que tomar decisiones sobre cómo usarlas para enfrentarse a un antagonista que le supera en poderes y conocimientos. Tiene toques románticos, cómicos y trágicos, además de rasgos del viaje del héroe tantas veces visto en la fantasía creativa. Pero como digo más arriba, su punto fuerte es la personalidad de los protagonistas, en particular, la idiosincrasia y mitología del Dr. Strange. Puede que todo esto os de completamente igual o que os agrade como a mí, pero, en mi opinión, aquí reside la diferencia entre esta película y el resto de las de esta franquicia.
Por supuesto, el montaje es bastante frenético, aunque no exagerado. La gente que guste de películas calmadas se va a encontrar con cambios de plano incesantes y mucho movimiento. Pero para los seguidores de las películas de Marvel y del cine de aventuras moderno es ideal: su universo tiene personalidad, abre la puerta a un nuevo personaje muy carismático, poderoso e interpretado de maravilla y, en general, es una película muy divertida.
“Quizá debería poner las advertencias antes del hechizo”     
Francisco Cubel Sanz
Síguenos en

Google+  Twitter  Youtube  Facebook 

Digg Technorati Delicious StumbleUpon Reddit BlinkList Furl Mixx Facebook Google Bookmark Yahoo
ma.gnolia squidoo newsvine live netscape tailrank mister-wong blogmarks slashdot spurl

miércoles, 22 de marzo de 2017

Titanfall 2


Titanfall 2 llega de la mano de Respawn Entertainment, un título que nos va a sorprender desde el principio del juego hasta su final.

El punto principal que vamos a notar cuando empecemos es que tenemos un modo campaña bastante entretenido y que ha optado tanto por el “mata todo lo que puedas y avanza” como por un estilo algo más plataformero en niveles que tendremos que buscar cómo ir avanzando desplazandonos por paredes o incluso por diferente marcos temporales para poder defendernos del enemigo y llegar a nuestro objetivo.

No nos engañemos, casi todos compramos este tipo de juego por el apartado multijugador, pero Titanfall 2 puede ser la excepción. Si bien su multijugador es realmente divertido, el modo campaña no puede ser ignorado. Desde el minuto uno que la iniciemos veremos cinemáticas muy bien trabajadas que nos van a sorprender. La campaña mejora aún más cuando vamos avanzando y observamos cómo se desarrolla la relación entre titán y humano, algo realmente interesante. No estoy diciendo que la historia sea digna de juegos tales como bioshock ni mucho menos, pero no debemos obviarla por el simple hecho de ser un shooter y centrarnos en su multijugador. 

Nuestra relación con el titán no es lo único que irá mejorando, sino que el armamento del mismo también irá aumentando. Ahora bien, aquí tengo que añadir un pequeño punto negativo y es que podemos notar que las armas que vamos obteniendo para el titán durante la campaña pueden estar un tanto desequilibradas; yo mismo he completado la campaña prácticamente usando la primera que obtenemos, ignorando un poco a todas las demás. Pero esto es meramente personal, y que usemos una u otra ya dependerá de nuestra forma de jugar si es más defensiva u ofensiva.

El multijugador es simplemente sorprendente. Realmente divertido, rápido, frenético y con múltiples formas de jugar. La clase principal del gancho es  es mi opinión la más divertida, pues convertiremos el aire y paredes en un escenario más donde combatir y gastar plomo.
Una vez vayamos subiendo de nivel podremos unirnos a diferentes facciones para ir ganando emblemas y banderas que podremos añadir a nuestro perfil de jugador, además de desbloquear a diferentes titanes y clases que pueden cambiar el modo de jugar una partida por completo. Si con la clase del gancho las partidas son muy rápidas, con la clase del camuflaje, tendremos que ser mucho más tranquilos para no ser vistos y ser un asesino silencioso desde la lejanía. Es esta versatilidad de juego la que hace grande al título.



El uso del titán en el combate es realmente útil, pero no por haber conseguido desbloquear al tuyo en la partida, vas a ser inmortal; de hecho hasta que no aprendamos a manejarlo, conocer el punto fuerte de nuestro amigo metálico, sus características y puntos débiles no le sacaremos todo el partido posible a nuestro poderoso guardián.

Los modos de juegos son los ya conocidos por todos en este género, pero son bastante más interesantes que en otros títulos, ya que una partida puede dar muchas vueltas. Puedes ser buenísimo jugando a pie y te puedes hartar de matar enemigos en una partida, pero puede que el enemigo consiga un titán, y que tengas la mala suerte de que además sepa manejarlo a la perfección. Si esto se da, seguramente ya no seas el mejor de la partida ni te vayas a volver a hartar de matar. No es una dinámica de juego la que tenemos, sino muchas y va a ser necesario que aprendamos a usarlas todas para poder hacerle frente a diferente enemigos y sus habilidades.

Algo que me ha parecido un puntazo es que no somos nosotros solo los que subimos de nivel, sino también sube nuestra máquina de combate, que a su vez irá desbloqueando diferentes colores y skins para cuerpo y armas. Las armas también aumentan de nivel, como ya hemos vistos en algunos títulos de la saga Call of Duty, haciendo que mientras más maestría tengamos con una más accesorio podamos añadirle.

Por último no quiero acabar de comentar el juego sin mencionar algo que, por favor, espero que todas las compañías empiecen a hacer…..NO HAY SEASON PASS. Si, como estáis, leyendo, no tiene el odioso pase de temporada que tan de moda se ha puesto en el panorama actual de los videojuegos y no solo eso, sino que todas las actualizaciones que nos lleguen al juego tanto para mejorar la estabilidad del mismo, como para añadir nuevos mapas o modos de juego van a ser absolutamente gratuitas.



Con este nuevo título tenemos algo de aire fresco dentro del género shooter multijugador y espero que los que estáis encasillados en call of duty y battlefield salgáis un poco de vuestros campos para darle una buena oportunidad a este juego. No os va a defraudar!!

José Manuel Lerma Martín

Síguenos en

Google+  Twitter  Youtube  Facebook 

Digg Technorati Delicious StumbleUpon Reddit BlinkList Furl Mixx Facebook Google Bookmark Yahoo
ma.gnolia squidoo newsvine live netscape tailrank mister-wong blogmarks slashdot spurl

miércoles, 15 de marzo de 2017

Super Mario Maker (Nintendo 3DS)


Es lógico pensar que Nintendo con su actual política de llevar algunos de sus juegos desde la consola doméstica a la portátil, no iba a dejar escapar la oportunidad de llevar a esta su título "Super Mario Maker" después de la buena acogida que tuvo Super Smash Bros. y la más actual llegada de "Poochy and Yoshi's Woolly World".

Dado que en este caso el uso de la pantalla táctil en WiiU es parte fundamental en la creación de niveles en "Super Mario Maker", la traslación a Nintendo 3DS no ha debido causar muchas dificultades a "Nintendo EAD": el estudio con mayor prestigio de la compañía japonesa. Pero no significa que sea un "port" al uso, EAD ha añadido suficientes elementos como para diferenciarse de su hermano mayor.

El espíritu del juego se mantiene a la perfección, toma elementos de 4 juegos principales de la saga: "Super Mario Bros" y "Super Mario Bros" 3 de NES, "Super Mario World" de Super Nintendo y "New Super Mario Bros. U" de Wii U para poder crear niveles cual Miyamoto. Tendremos una libertad finita, pero suficiente para generar niveles infinitos y tremendamente divertidos, frustrantes, inimaginables y todos los adjetivos que se os ocurran gracias al editor que manejaremos desde nuestra pantalla táctil y que es muy sencillo de usar.



Aún así, nada más comenzar tendremos un tutorial divertido de la mano de una paloma llamada Yamamura y su ayudante humana Mashiko, que harán un recorrido por todo lo que necesitamos para crear niveles con total soltura. Por suerte, el tutorial es optativo y podemos dejarlo cuando queramos si no nos gusta que nos enseñen a todo o si bien ya conocías el juego de Wii U, todo un detalle que algunos desarrolladores no tienen en cuenta.

Como añadido principal para esta versión tenemos el llamado "Desafío Super Mario": 100 niveles creados directamente por los desarrolladores de corte un poco más tradicional pero que mantiene la esencia principal del juego de añadir un poco de locura.

Sin embargo, no se entiende que uno de los elementos más divertidos de la versión de Wii U, que es la de poder compartir tus propios niveles, haya sido castrada casi por completo al poder sólo compartirse por StreetPass o WiFi. Dada la imposibilidad de lanzar nuestros niveles desde nuestra versión de 3DS, sólo podremos acceder a los niveles ya creados en Wii¡U, y además tampoco tenemos opción de buscar uno concreto. Esperemos que Nintendo cambie por completo respecto a este tema con Switch, que ya les va tocando.


Super Mario Maker puede ser para algunos el juego definitivo del famoso fontanero. 100 niveles creados por Nintendo y otros cientos de miles creados por los jugadores, es el juego de esta saga infinito y que podrás jugar sinfín hasta que te aburras. Puedes crear niveles por el mero placer de hacerlo aunque probablemente nadie los disfrute exceptuando tu mismo, pero la sensación de ensayo y error hasta crear un nivel divertido y casi imposible hasta para su propio creador, es impagable. Un juego que no puedo hacer otra cosa que recomendaros tener siempre muy cerca porque uno no sabe uno cuando puede llegar la inspiración o las ansias de jugar a Super Mario. Y ahí amigos, es donde reside su magia.

Ivelias Zero

Síguenos en

Google+  Twitter  Youtube  Facebook 

Digg Technorati Delicious StumbleUpon Reddit BlinkList Furl Mixx Facebook Google Bookmark Yahoo
ma.gnolia squidoo newsvine live netscape tailrank mister-wong blogmarks slashdot spurl