jueves, 23 de marzo de 2017

Doctor Strange

Las películas de Marvel siguen alegrando a los amantes de los cómics de superhéroes. En mi caso, esta es una afición que se remonta a mis tiempos infantiles en los que flipaba leyendo los cómics que me llegaban a las manos de Batman, X-Men etc. Aún hoy en día conservo alguna joyita en mi estantería. Para la ocasión rescatan a un personaje desconocido para mí, pero que tras ver la película me ha ganado y empiezo a entender su rumoreado peso en el futuro próximo del universo cinematográfico de Marvel.
Sorpresón fue saber que su protagonista iba a ser nada más y nada menos que Benedict Cumberbatch, célebre actor principal de la increíble serie Sherlock durante la última década. Si no la habéis podido disfrutar grabarla a fuego. Tras enterarme de este detalle tan importante, la película ganó enteros para mí de antemano, indudablemente. El resto del reparto incluye a incipientes estrellas como Mads Mikkelsen, actor europeo con larga experiencia y que está irrumpiendo fuerte en Hollywood apareciendo tanto en esta, como en la celebrada Star Wars Rogue One, además de Tilda Swinton (Crónicas de Narnia), Rachel McAdams (Midnight in Paris), Benedict Wong (Prometheus, Sunshine), Chiwetel Ejiofor (12 Años de esclavitud, The Martian), dirigidos por Scott Derricson (Sinister, Líbranos del Mal, Hellraiser V).
La sinopsis es sencilla: Stephen Strange, un célebre neurocirujano de éxito, sufre un accidente de graves consecuencias para sus manos. Su profesión es su vida, así que se ve sumido en una profunda crisis que le hace buscar soluciones para sus problemas de movilidad. En su búsqueda de alternativas para sus afecciones de salud, oye hablar de un misterioso lugar llamado Kamartag, de modo que viaja hasta la India en pos de alguna solución milagrosa. Allí descubrirá que la ciencia no es suficiente para curar su estado, y se adentrará, a pesar de sus reticencias a creer, en una doctrina donde magia y misticismo se unen. Durante su adoctrinamiento, irrumpirá un antiguo mal que amenazará el futuro de la tierra y al que tendrá que hacer frente gracias a sus nuevas habilidades y a su excepcional intelecto.
Básicamente se trata de una película de superhéroes, palomitera y fantasiosa, en la que seguramente encontrarás, si eres puntilloso, garrafales invenciones médicas, algún detalle al que no le encuentres sentido en el guión y, en definitiva, cosas que no tendrán lógica en el mundo real. Por suerte, estamos hablando de una película de ficción de la que puedes disfrutar mucho si piensas en distraerte casi dos horas con un producto divertido y lleno de imaginación.
Como ocurre en este tipo de superproducciones, podéis esperar efectos visuales del más alto nivel; pero además, debido a las características y mitología de la propia historia, la personalidad de éstos son muy fuertes. Algunas secuencias os recordarán a efectos vistos en Origen y otros simplemente serán puramente lisérgicos y creativos. Durante varios pasajes del film podréis disfrutar de auténticas maravillas audiovisuales.
El guión no esconde grandes sorpresas, además tiene puntos en común con las primeras películas de los personajes de este universo: el protagonista se redescubre a sí mismo y a sus nuevas habilidades y tiene que tomar decisiones sobre cómo usarlas para enfrentarse a un antagonista que le supera en poderes y conocimientos. Tiene toques románticos, cómicos y trágicos, además de rasgos del viaje del héroe tantas veces visto en la fantasía creativa. Pero como digo más arriba, su punto fuerte es la personalidad de los protagonistas, en particular, la idiosincrasia y mitología del Dr. Strange. Puede que todo esto os de completamente igual o que os agrade como a mí, pero, en mi opinión, aquí reside la diferencia entre esta película y el resto de las de esta franquicia.
Por supuesto, el montaje es bastante frenético, aunque no exagerado. La gente que guste de películas calmadas se va a encontrar con cambios de plano incesantes y mucho movimiento. Pero para los seguidores de las películas de Marvel y del cine de aventuras moderno es ideal: su universo tiene personalidad, abre la puerta a un nuevo personaje muy carismático, poderoso e interpretado de maravilla y, en general, es una película muy divertida.
“Quizá debería poner las advertencias antes del hechizo”     
Francisco Cubel Sanz
Síguenos en

Google+  Twitter  Youtube  Facebook 

Digg Technorati Delicious StumbleUpon Reddit BlinkList Furl Mixx Facebook Google Bookmark Yahoo
ma.gnolia squidoo newsvine live netscape tailrank mister-wong blogmarks slashdot spurl

No hay comentarios.:

Publicar un comentario